Inglés

El TJUE resuelve a favor de los consumidores afectados por las cláusulas suelo

El TJUE en sentencia dictada hoy 21 de septiembre de 2016 ha resuelto las peticiones de decisión prejudicial planteadas por el Juzgado de lo Mercantil núm. 1 de Granada y por la Audiencia Provincial de Alicante respecto a la interpretación, en particular, de los artículos 6 y 7 de la Directiva 93/13/CEE del Consejo, de 5 de abril de 1993, sobre las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores.

En concreto en referencia a la limitación de los efectos de los efectos retroactivos de la declaración de nulidad de una cláusula suelo establecida por el Tribunal Supremo en sentencias de 9 de mayo de 2013 y 25 de marzo de 2015.

Como consecuencia de estas sentencias, el Tribunal Supremo estableció la obligación de restitución de las cantidades indebidamente abonadas como consecuencia de la aplicación en un contrato de préstamo hipotecario de una cláusula suelo que en base a los criterios establecidos en la sentencia de 9 de mayo de 2013 fuese abusiva y nula, sin embargo limitó la devolución exclusivamente a las cantidades indebidamente pagadas con posterioridad al pronunciamiento de dicha sentencia de 9 de mayo de 2013.

Pues bien, con esta sentencia el TJUE considera que la limitación en el tiempo de los efectos jurídicos derivados de la declaración de nulidad de las cláusulas suelo, que el Tribunal Supremo acordó en base al artículo 6, apartado 1, de la Directiva 93/13, sólo permite garantizar una protección limitada a los consumidores que resulta incompleta e insuficiente y no constituye un medio adecuado y eficaz para que cese el uso de dicha cláusula, por lo que va en contra de lo establecido por el artículo 7, apartado 1, de la mencionada Directiva.

Así pues, la sentencia declara que; El artículo 6, apartado 1, de la Directiva 93/13/CEE del Consejo, de 5 de abril de 1993, sobre las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores, debe interpretarse en el sentido de que se opone a una jurisprudencia nacional que limita en el tiempo los efectos restitutorios vinculados a la declaración del carácter abusivo, en el sentido del artículo 3, apartado 1, de dicha Directiva, de una cláusula contenida en un contrato celebrado con un consumidor por un profesional, circunscribiendo tales efectos restitutorios exclusivamente a las cantidades pagadas indebidamente en aplicación de tal cláusula con posterioridad al pronunciamiento de la resolución judicial mediante la que se declaró el carácter abusivo de la cláusula en cuestión”.

En este sentido, la sentencia recuerda y destaca la vinculación de los órganos jurisdiccionales nacionales que plantearon la cuestión prejudicial a la interpretación del Derecho de la Unión que lleva a cabo este Tribunal de Justicia para resolver los litigios principales, de tal modo que dichos órganos jurisdiccionales deben abstenerse de aplicar, en el ejercicio de su propia autoridad, la limitación de los efectos en el tiempo acordada por el Tribunal Supremo español, al no ser dicha limitación compatible con el Derecho de la Unión.

La sentencia del Tribunal Supremo de 25 de marzo de 2015 quiso dar una solución, un tanto salomónica, a las dos posturas que venían aplicándose por los diferentes tribunales españoles en las demandas individuales en las que se solicitaba la restitución de las cantidades indebidamente abonadas. Hasta esa sentencia una parte de la jurisprudencia se decantaba por devolver la totalidad de lo abonado dada la nulidad de la cláusula suelo y conforme a los efectos que dicha nulidad suponía conforme al art. 1.303 del Código Civil. Sin embargo otra parte de la jurisprudencia consideraba que la declaración de nulidad solo suponía la no aplicación de la cláusula sin que correspondiera la devolución de las cantidades a la vista del contenido de la sentencia del Tribunal Supremo de 9 de mayo de 2013.

No obstante, muchos tribunales favorables a la devolución de las cantidades no estaban conformes con la decisión del Tribunal Supremo de devolver tan solo las cantidades abonadas con posterioridad a la sentencia de 9 de mayo al considerar que la limitación establecida por nuestro alto tribunal a los efectos de la declaración de nulidad y su retroactividad podía no ser conforme con el Derecho de la Unión Europea, tal y como finalmente ha sido declarado.

El contenido íntegro de la sentencia puede consultarse en el siguiente enlace:

http://curia.europa.eu/juris/document/document_print.jsf?doclang=ES&text=&pageIndex=0&part=1&mode=req&docid=186483&occ=first&dir=&cid=555243

 

 

Últimas noticias

  • 19 Dec 2013
    Nueva sentencia en el caso “The Mercini Lady (No 2)”

    KG BOMINFLOT BUNKERGESELLSCHAFT FÜR MINERALÖLE MBH & CO V PETROPLUS MARKETING AG (THE MERCINY LADY) (NO 2)Demandante: KG BOMINFLOT, el comprador en un contrato  de compraventa internacional de mercancías concluido en términos FOB.Demandado: PETROPLUS, el vendedor en dicho contrato. Juzgado/Tribunal:Queen’s Bench Division (Primera Instancia) – Hamblen J Hechos:Mediante contrato de compraventa de mercancías celebrado el [...]